miércoles, 28 de mayo de 2014

La riqueza de los triunfadores

Ya son muchos artículos desde que hace un año inicié la andadura con mi blog El Podio de los Triunfadores. Algunos, al ver el nombre del blog, enseguida pensaron en que aquí iban a aprender a hacerse ricos, en ver sus arcas llenas de dinero, en el poder, en las muchas posesiones que iban a tener, pero al ir leyendo los diferentes artículos, algunos se han desinflado al comprobar que aquí no hay trucos ni recetas mágicas que signifiquen triunfar sin trabajo y esfuerzo.

La riqueza de los triunfadores, no solo está en el dinero (que también se puede conseguir), sino en la acumulación de tesoros que vas reuniendo a lo largo del camino y que son los que te van a permitir tener éxito en todo aquello que te propongas. El ganar la carrera o llegar en uno de los primeros puestos, no se consigue con unas zapatillas mágicas. El ser un buen padre, no se consigue dando al niño todo lo que quiere y consintiendo cualquier capricho. El ser un gran y buen empresario, no se consigue permaneciendo sentado en el sofá o criticando la "suerte" de aquellos que han llegado. El llegar a la cima de la montaña, no se consigue en un helicóptero (bueno sí pero no tiene mérito alguno). El triunfar como fotógrafo, no se consigue leyendo el manual de la cámara y tirando 10 fotos.Triunfar en la música no se consigue tarareando en la ducha. Si alguno al empezar al leer las primeras entradas de este blog pensaba que esto era fácil, lo siento, no es así, nada que merezca la pena es fácil. La verdad es que es difícil sí, pero es posible, se puede y no es cuestión de suerte.

¿Sabéis cómo se consigue todo? ¿Cómo se llega al podio de los triunfadores? Aprendiendo de los mejores (muy recomendable el libro de Francisco Alcaide). Escuchando a los que saben. Luchando por tus propósitos. Subiendo un escalón, otro y otro, y cuando llevas quinientos escalones seguir con fuerzas y con el mismo ánimo para llegar a lo más alto de la cima. Los objetivos no se acaban nunca, los retos no se acaban nunca, los escalones no se acaban nunca, porque cuando seas un abuelo deberás seguir subiendo escalones para superar la vejez, para aportar tus conocimientos, para transmitir tus experiencias, para ser el mejor abuelo y poder mirar hacia abajo los escalones subidos y sentirte satisfecho de toda tu andadura.

Al podio de los triunfadores se llega cada día, con la huella que dejamos en todo lo que hacemos. La riqueza llega con esa satisfacción personal, contribuyendo diariamente en todo aquello en lo que podemos aportar los dones recibidos. También llega con nuestra actitud optimista y nuestra generosidad hacia las personas con las que nos cruzamos. Y por supuesto, sintiéndose útil enseñando al que no sabe, manteniendo activa nuestra imaginación, siendo resolutivos, teniendo iniciativa, actuando sin esperar, caminando sin detenerse, manteniendo la ilusión y la esperanza, creyendo en uno mismo, siendo luz cada día y alumbrando todo a nuestro paso.



Recuerda, puedes recibir cada nuevo artículo que se publique suscribiéndote o haciéndote seguidor por cualquier red social.

Y si te gusta este blog o este articulo, ¿por qué no clickeas en alguno de los botones de más abajo? Así podrás hacerlo llegar a más gente. Muchas gracias 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...