domingo, 15 de abril de 2012

¿Es tan difícil tener éxito?


Si todo fuera fácil, no tendría valor alguno. Nadie te va a poner el éxito en una bandeja para que lo cojas tú. El éxito es posible y además es una obligación que tenemos para nosotros mismos y para todo aquel que ha confiado en ti. Dios te ha dado unas  cualidades, unos dones, unos talentos, utilízalos y no los escondas debajo de las piedras.
Todo lo que hagas debe estar encaminado al éxito. El éxito es la aplicación diaria de la disciplina. Si decides ser arquitecto, un buen arquitecto, no debes conformarte con la mediocridad. Debes superarte día a día para mejorar, para crecer, para que tu imaginación esté siempre viva y poder desarrollar ideas innovadoras. No te acomodes, porque después serás como todos esos que se quejan de su puesto de trabajo, de su sueldo, de sus condiciones, de su penosa vida y nunca han hecho nada por crecer y mejorar, sino protestar y protestar, criticando a los ricos y a los que han levantado una empresa corriendo riesgos y con mucho esfuerzo.
El éxito está en tus manos, no lo dudes. No es gratis ni fácil, pero tampoco muy difícil. Siempre depende de lo que sea para ti el éxito, pero solo piensa en el ejemplo de la montaña y en llegar a la cima. Si te lo propones llegas arriba. Eso sí, no pretendas llegar el primer día y sin poner un paso detrás de otro con el esfuerzo correspondiente, porque para eso quédate abajo y resígnate a mirar hacia arriba a la gente que lo ha logrado y ha triunfado. Pero no te quejes después, por favor, no seas de esos que se quejan de todo y por todo permaneciendo inmóviles sin emprender ningún tipo de acción para mejorar nada.
El éxito está en tus manos y lo puedes conseguir, te lo aseguro.




Recuerda, puedes recibir cada nuevo artículo que se publique siguiéndome por email, haciéndote seguidor por cualquier red social o suscribiéndote por feeds.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...